mar 062011
 

Descartes en la Corte de la Reina Cristina de Suecia - Pierre Louis Dumesnil

Al realizar su análisis de los fundamentos del pensamiento, el pensador racionalista, René Descartes se vio conducido a poner en duda todo lo que formaba parte de su conocimiento para poder dejar de lado todos sus prejuicios. Sin embargo, para poder guiarse provisionalmente a través de la vida de una manera ética, puso en práctica un modo de moral a la que él denomina moral provisional.

La moral provisional de Descartes pone en juego una serie de máximas que se ven orientadas a guiar la conducta de las personas en relación a lo establecido socialmente de manera moderada. La conducta moderada no es una novedad del filósofo francés sino que al contrario, el justo medio es un carácter que toman los antiguos filósofos griegos de manera tradicional para su ética. Sin embargo, Descartes no toma esta posición por ser la moderación un bien en sí mismo, sino que tomando esta postura como provisional mientras pone en duda todo conocimiento existente le es mucho más sencillo mantenerse lejos del error. Si su posición se mantiene en el medio es porque al terminar su fundamentación filosófica espera encontrar un camino ético correcto. La posición moderada, que se encuentra en el medio, siempre se aleja menos de las dos posiciones más radicales, situadas en los dos extremos, y al pretender llegar a una ética positivamente eficaz y verdadera, Descartes prefiere mantenerse en el medio para no herrar demasiado si descubre que la conducta correcta se sitúa en un extremo que podría no haber sido el elegido en un principio.

Las máximas que establece la moral provisional de Descartes postulan que:

1) Es conveniente obedecer las leyes y costumbres y hábitos del país donde se vive, así como también conservar la tradición religiosa y tener en cuenta los caminos más moderados en todos los sentidos de la conducta.

2) Se debe ser firme y tener decisión en los actos y seguir también firmemente las opiniones más dudosas como si fuesen verdaderas.

3) Es preferible cambiar siempre nuestros propios deseos antes que el orden del mundo ya que nada está en nuestra mano tanto como nuestros pensamientos.

Para concluir Descartes plantea que es de suma importancia cultivar las cualidades de la razón así como aprender conociendo nuevas costumbres y pluralidad de opiniones e intentar llegar a un conocimiento verdadero y cierto a partir de la aplicación de su método.

2 Comentarios a “Conceptos: La moral provisional (Descartes)”

  1. […] Vea más sobre el pensamiento de Descartes: La moral provisional. […]

  2. Excelente resumen, bien explicado :)

Dejar una Respuesta a Rosalva Cancelar respuesta

(necesario)

(necesario)

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>